Acto Dos: La Ira

Te amo con odio antes de que nacieras
Antes de los profetas, de los jinns y del demonio
Antes de que se crearan las estrellas
mi energía solo fue concebida para pensarte
mi alegría solo fue convencida para mentarte
para contar tus horas
para escribirte odas
para tejer con suspiros la soga
de mis alveolos infestos de tu aroma.
Por ello me mientes
por ego tengo miedo
por eso no entiendes
el acto de fe de este rezo.
Te adoro con odio antes de tener conciencia
antes de los relojes
eres mi opio, mi nirvana, mi ciencia
antes del tiempo
antes de las milésimas
de las mismísimas vísceras de las moléculas
te idolatro con odio por tu existencia
con mi dolor en trance orando
a tu divina indiferencia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *