Mírame

Soy ese niño que
siempre me imagino
en gris
sin calor,
míralo ahí estoy
en mi memoria
haciendo reír
sin color,
mírame en el recuerdo
de mis neuronas
de mí hace dos segundos
escribiendo este verso
terminando esta estrofa
inmortalizado y confuso
de negro, oscuro, sin ropa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *