Continuamente ave

Me reencarno continuamente
en un ave abatida en vuelo:
por la mañana siento la bala;
por la tarde floto,
pero no siento las alas;
por la noche casi siento el suelo,
pero sigo planeando
hasta el día siguiente
al caer suspendido en sueños.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *